El programa del CIM “La Armónica” de Buñol para el “Mano a Mano” 2017

La Banda Sinfónica dirigida por David Fiuza abrirá este año el concierto

MANO A MANO 2017

BANDA SINFÓNICA C.I.M. “LA ARMÓNICA”

PROGRAMA (1ª parte)

“SONUS SOMNIARE, SOMNIUM SONARE”

(“Soñar sonidos, sonar sueños”)

SANTI MIGUEL [Buñol, 1992]:

TEMPUS FUGIT *  [2017]

Francisco TAMARIT FAYOS [Riola, 1941]:

VIVENCIAS *  [2017]

  1. I) …en América
  2. II) …con mis pensamientos

III) …en Kerkrade (Holanda)

Isaac ALBÉNIZ [Camprodón (Gerona), 1860-1909]:

EL PUERTO (De la “Suite Iberia”)  [1905]

Piano solista: David Almerich Soldado

Luis SERRANO ALARCÓN [Valencia, 1972]:

INVOCACIÓN (Revisitando El Puerto) *  [2017]

* Obras de encargo del CIM “La Armónica” de Buñol para la participación en el WMC KERKRADE 2017

Director: DAVID FIUZA SOUTO

NOTAS AL PROGRAMA

“Sonus somniare, somnium sonare” es el testimonio de una historia hecha realidad. Una larga tradición que nace desde “soñar un sonido”, hasta poner “el sonido a un sueño”; una perenne declaración de intenciones, la cual, peregrinando incansable por la senda del tiempo, del esfuerzo y de la constancia se convierte en realidad. Un nutrido manantial del que brotan sueños y sonidos, abalados por el arte y la honradez, ideales de ilusión y de unión, la fuerza de ser Litreros.

El vertiginoso paso del tiempo conduce a invocar las vivencias musicales del pasado. Una mirada retrospectiva que permite sintetizar la propia y fructífera historia de El Litro; una contemplación analítica y autocrítica, generadora de la energía suficiente para seguir cumpliendo sueños, construír almas humanas y personas a través de nuestro sonido: la banda sinfónica.

Se configura el programa con 3 obras de encargo, que además sintetizan y reflejan la historia de nuestro repertorio. Se abre el programa abriendo las puertas a una nueva filosofía y una moderna idea de sonoridad para la banda del s.XXI con la obra Tempus Fugit. La evidente consolidación de nuestro repertorio de finales del s.XX está reflejada en Vivencias, floreciendo la gran arquitectura sonora y la más depurada técnica compositiva. Concluye así el programa con Invocación, una “no transcripción”, aunque verdadera invocación o tributo a las grandes transcripciones, que tanto han identificado a nuestro repertorio; en este caso desde la perspectiva completamente renovada y con un desarrollo compositivo actualizado, se invoca a la función social de aquel repertorio tan importante en nuestra sociedad desde finales del s.XIX.

TEMPUS FUGIT

Hay 2 ideas extra musicales fundamentales que subyacen bajo la partitura de Tempus Fugit; por un lado, los dos elementos básicos que tejerán toda la obra (el sonido de la campana de un reloj de pared, y un ostinato que representa la maquinaria interna del reloj, que nunca para) nos plasman que el tiempo transcurre siempre igual pese a que nuestra perspectiva de ello cambie.

Por otro lado, el concepto del tiempo desde la perspectiva del destino; el ostinato incesable nos recuerda durante toda la pieza que pase lo que pase el tiempo pasa; Tempus Fugit.

VIVENCIAS

Con VIVENCIAS, el autor pretende reflejar 3 experiencias vividas. La primera, en América, con motivo de una conferencia impartida en la Berklee College of Music de Boston, donde contactó con música autóctona, como el Blues. La segunda, expresa unos profundos sentimientos muy íntimos, y la tercera es la vivencia del 1er. Premio del concurso mundial de Kerkrade en 1981, con la Banda de EL LITRO de Buñol.

EL PUERTO

El maestro Albéniz alcanza la cumbre de la música española firmando la Suite Iberia, una colección de 12 piezas para piano, escritas en Francia, y que reflejan su visión de memorias y añoranzas de su querida España. La pieza “El Puerto” es la nº2 del primer cuaderno; con esencia folklórica andaluza, evoca escenas de la vida en El Puerto de Santa María, sus barcos, y el encanto de la bahía de Cádiz.

INVOCACIÓN

Esta obra nace con la intención de transformar una obra ya existente. El compositor, en una etapa más joven interpreta la obra El Puerto de Albéniz al piano; el efecto de “revisitar” El Puerto desde la perspectiva del compositor le produce una visión diferente de la obra, como influencia de sus propias vivencias y recuerdos, y le retan a ver su propia evolución y madurez musical en la línea del tiempo.

Como juego de palabras, el título “Invocación” es una contraposición a “Evocación” (el título de la primera pieza de la misma Suite Iberia); así, mientras evocar lleva connotaciones de venir a la memoria, invocar es una petición, más ritual en su intención. Ese es también el motivo por el que la música original de Albéniz (apoyada en la ligereza de una “guajira”), se transforma en un tempo más rápido y un carácter más rítmico, que la acerca más a la personalidad de una danza ritual.

Notas al programa: David Fiuza

Reseñas sobre las obras: Santi Miguel, Fco. Tamarit, Luis Serrano

 

Post Comment