C.I.M. La Armónica

Sinfonia Nº 5 op. 87 – Takashi Yoshimatsu
(Arrg: J.Tello)

I. Andante Pesante – Allegro molto
II. Allegretto
III. Andante lamentoso
IV. Andante Maestoso – Allegro molto

Himno a Buñol – Chillida, Cárcel

SINFONÍA N.º 5, OP. 87 (2001)

Takashi Yoshimatsu

Tuve un sueño juvenil, donde me veía componer mi quinta sinfonía. La obra iba a comenzar con el motivo de Beethoven, ‘Quinto’ o ‘Destino’ como se lo conoce a menudo en Japón y terminaba con un acorde de C mayor.

Cuando comencé mi carrera como compositor (en un momento en que yo estaba familiarizado con poco más que las sinfonías de Beethoven, Tchaikovsky y Sibelius), esto no era más que una fantasía juvenil que me provocaba una sonrisa.

Sin embargo, durante el apogeo posterior del modernismo en la música, que selló, efectivamente, cualquier posibilidad de usar un acorde de Do mayor en composición, ya nunca pensé escribir una sinfonía así. Sentí como si hubiera estado fomentando un traidor dentro de mi.

Dicho eso, tal vez debería describir este trabajo como una sinfonía inspirada en la historia de Fausto y no en el “Destino” de Beethoven.

El patrón de relaciones en el Fausto literario, que me sirvió como punto de partida para la creación de mi Fausto, se encuentra en obras literarias japonesas del período Meiji en adelante y ha sido retomado por escritores tales como Ogai Mori (1862-1922), Atsushi Nakajima (1909-1942), Kenji Miyazawa (1896-1933) y Osamu Tezuka (1928-1989), entre muchos otros, que crearon “sus propios y personales Faustos”, al cruzar la historia con cuentos populares japoneses, el chino Xi You Ji, (pensamiento budista) y ciencia ficción, respectivamente.

El Fausto literario me influenció, como lo hizo anteriormente en Berlioz, Liszt y Mahler. Puede haber diferencias en la interpretación de la historia de Fausto entre Japón y Occidente, pero quiero explicar que la sinfonía retoma el drama humano de Fausto como una obra orquestal en cuatro actos, con tres personajes. El Ego, se cuestiona sobre quien es (hombre) , el Diablo (destino) y una entidad angelical (mujer), y ellos se entremezclan en las relaciones que se realizan en la música   con la gran dimensión del tiempo, pasado y futuro.

A continuación, una breve descripción de los movimientos individuales:

  1. Una introducción discordante, Andante pesante, con tres motivos heterogéneos. Se sigue por un Allegro molto, salvaje y esquizofrénico, en el que el remordimiento y la esperanza se distorsionan y se mezclan.
  2. Este es un scherzo sardónico, seco y demoníaco, en el que aparece una pesadilla con un sonrisa cínica sobre un bajo de estilo jazz.
  3. El movimiento lento es un lamento femenino. La música mezcla los sueños de los pájaros, reminiscencias bajo polvo de estrellas, y los ecos de un vals para mi hermana menor fallecida.
  4. Una fanfarria abre el final con un sentido de celebración y el movimiento empuja hasta el final como un baile delirante con un rock beat: convergencia y sublimación.

La Sinfonía n. ° 5, Op. 87 se estrenó el 6 de octubre de 2001 por la Orquesta Sinfónica Metropolitana de Tokio bajo la dirección de Sachio Fujioka.

Está dedicada a mi padre, Masataka Yoshimatsu.